sábado, 29 de marzo de 2014

Cumple de la mostra: Peter Pan

Todavía no he mostrado los adornos del cumple de 4 de la Mostra, ni el de 2 de Gorogoro, pero bueno, ya encontraré las fotos.
Por el momento enseño algunas de las cosas que hicimos para el de 5.
Y para los que tengan dudas acerca de si a mi gorda le gusta Peter Pan pueden ver unas fotos para quedar convencidos.


Gorro made in casa con fieltro verde y rojo, daga y funda hechas de cartón, vestido mío con 30 años a cuestas y calzas/leggings a juego.


Pueden ver que vuela y todo...

Y Gorogoro también se disfraza.


Es taaaan bonita.

Bueno, lo que les voy a mostrar hoy son los adornos que hicimos para las mesas. Nos basamos en un tutorial de Ikatbag hermoso (debo decir que es el blog que más me gusta actualmente, por infinitas razones).


El barco de Capitán Garfio estaba en cada mesa lleno de chocolates, con el cocodrilo cerca persiguiendo al malvado pirata.

Del cuadrito hablaré otro día...
Con la gorda mayor estuvimos varias siestas trabajando, cortando cartón y goma eva. Luego las dos con su papi se entretuvieron en pintarlos y al final unimos todo. Los mástiles son palitos para comer pasta que tenía de recuerdo de un restaurante que me gustaba, fue lindo usarlos.


Todo por seis.



Pues fueron un éxito.
La próxima vez más hago más.


Algún otro día (o año, quién sabe) muestro las otras cosas.

domingo, 23 de marzo de 2014

El mejor remedio

Madre enferma en la cama, dos hijas solícitas en ayudarla.

tacatántacatánTACATÁNTACATÁNTACATÁN (sonido de dos gordas galopando por el pasillo en dirección a la cama de su madre)...
zacazacazasfapfjemfaskfmasfaof (sonido de dos gordas trepando por la cama, aplastando las piernas engripadas y dolorosas de la madre con una sonrisa alegre y salvaje).
Mostra -¿Mamá estás bien?
Gorogoro -¿Tás bien mami?
Pobre madre -Si, estoy un poco enferma, no se preocupen.
Mostra -¿¿¿¿¿Tenés fiebre?????¡¡¡¡Aina, vamos a buscar la temperatura!!!!
Salen corriendo los dos chanchos aplastando todas las partes blandas maternas que no han sido antes maltratadas. Vuelven al rato trayendo un tenedor de plástico de su cocinita el cual introducen (luego de varios dolorosos intentos errados) en la axila de la enferma...
Pobre madre-¿Y?¿Cuánto tengo?
Gorogoro- ¡Dos!
Mostra - Necesitamos medicina... 
Pobre madre - Mejor unos besos, con eso me curo. 
Besos de rigor, lindos por supuesto.
Pobre madre - ¿Porqué no ven si Mascarpone (la gata) no está enferma?
TACATÁNTACATÁNTACATÁNtacatántacatán (sonido de dos gordas galopando por el pasillo en busca del pobre felino).

Unos días más y creo que me curo...



Tener hijos es lo mejor...

miércoles, 19 de febrero de 2014

El chanchito de cumpleaños

Hace un tiempo hablé del cumpleaños de 2 añitos de Gorogoro y mostré una foto de Tito, el chanchito de cumpleaños.


Se vino a vivir a nuestra casa (previo paso por mis agujas) debido a la pasión que sentía mi enanita por la película de los tres chanchitos y la de los tres chanchitos con caperucita roja.

Por eso busqué un patrón en Ravelry y encontré esta maravilla que se llama Squeeeeal! (la onomatopeya en inglés-porque parezca o no cambian según los idiomas-del chillidito del chanchito). Parece que el patrón está basado en un cuento infantil y la autora tiene muchos diseños más de distintos animales, a cual más bonito.


Como siempre usé a Ravelry para aprender de errores y sugerencias ajenas. En el caso de la boca, que la autora deja abierta y pone un fieltro abajo opté por la opción que comentan por acá de tejer el relleno (la cual cambié un poco pero siguiendo la idea dada ahí).


Usé una lana acrílica para poder lavarlo sin remordimiento con agua caliente y en el lavarropas.


La cola es algo que me encanta.


También cambié un poco el hocico, le agregué las fosas nasales y lo cosí como tres veces hasta lograr que estuvieran alineados los tejidos, porque soy así, no me gustan las cosas torcidas (pero arrugadas sin planchar no me molesta, jejej).
Increíble era ver como cambiaba la expresión cuando ponía las orejas en distintos lugares.


¿Y a la gordita le gustó?

Me parece que sí.


Ojalá necesite tantos lavados como Milo...

viernes, 14 de febrero de 2014

Conversaciones con mi hija

Retomo la escritura de estas maravillas, o sea de los comentarios de mis mostras. Cualquier padre sabe que son el tema de conversación a la noche, cuando los enanos están durmiendo en sus camitas y nosotros tratamos de que el día tire un poco más, ya casi sin fuerzas. Y a veces pasan y uno se olvida...

Pero es que la última de Gorogoro es tan simpática.


Resulta que en nuestra hora del cine (las gordas ven una horita y poquito al día, de programas o una película que elegimos nosotros, descargada de internet) la última película que agregamos fue de Winnie the pooh.
Pues en la pelicula aparece un nene que se llama Christopher Robin, el dueño de todos los peluches.
La gordita menor decidió después de verla que ella era Christopher Robin, por lo que la llamabamos así hace ya unos días, pero hoy optó por la versión corta.
-Hola Christopher Robin, ¿estás bien?
- No mamá, yo Cristo.

:)

domingo, 2 de febrero de 2014

Cartucheras y pollitos

En Barcelona el 11 de Septiembre celebraba algo bastante distinto a lo que yo estaba acostumbrada. En Argentina festejamos el día del Maestro en honor a Sarmiento. En esta fecha se regala algo bonito a los que cuidan a nuestros monstruitos durante sus horas lectivas.


O sea que podemos calcular fácilmente que esto que les muestro está casi unos seis meses atrasado... ¡una bicoca!



El tamaño de la cartuchera permite usarla más bien como neceser, así la maestra de la Mostra recibió un regalo útil y bonito.



En esta oportunidad le agregué una tirita porque me pareció que iba a quedar práctica.


 La tela de afuera es de tapicería, la compré en esta ocasión, junto con el cierre/cremallera. La de adentro es de patchwork y no tengo idea de su origen.

Y ya que estoy mostrado cosas referidas a la escuela aprovecho para mostrar el disfraz de pajarito que le hice a Doña Mostra para el acto de fin de curso. Quizás entre tantas plumas no se vea bien un detalle importante que voy a tener que mostrar en la foto siguiente...


Síiii, mi gordachancharellenaporcinahermosa. No suelta a su hermana mayor ni un momento, bien sea para darle besos o para pelearse.
Como dos hermanas normales.

Los pantalones tienen historia...
Y para el que quiera verla de frente con sus dos coletas.


 Mis tres mostros todos juntos.

lunes, 27 de enero de 2014

Una colcha rápida y Morris el mapache

Las colchas rápidas tienen un largo historial para mi haber costuril, algunas de sus antiguas obras se pueden leer por acá.


Esta que muestro la hice a principio del año pasado para el bautismo del gordito de una amiga. Es un modelo un poco más grande que las anteriores pero sigue el mismo diseño. Las telitas muchos las reconocerán de IKEA de colecciones del año del moco. La parte de atrás es una colcha de polar, sigue siendo para mi la mejor forma de acolchar una manta infantil apta para infinitos lavados y de rápida ejecución (punto sumamente importante este último).


Y de paso muestro algo que no es algo hecho por mí, pero en el sentido más estricto de la frase es algo absolutamente hecho por mí: Gorogoro.

Mi mascarita para dormir murió en el transcurso del diseño del disfraz...

Sólo que no es Gorogoro, mi hija menor se disfrazó de Morris, el mapache que usa antifaces para ayudar a sus amigos a cambio de que le den mucho chocolate.
Acá abajo Morris-Gorogoro ayuda a su abuela a caminar con el bastón. Ni explicarles todos los peligros asociados en su misión suicida... casi nos quedamos sin abuelita...

La cola que a veces me enganchan mientras estoy cocinando...
Una colección de libros que aman mis gordas y que se pueden conseguir tanto en España (todos los números) como en Argentina (sólo los primeros). Los recomiendo mucho.

Y unas últimas fotos de la nórdica usando un pantalón que era de la hermana, la entrada original por acá.


Hace un año ya de esa foto, pero sigue igual de blanca leche y mañosona con su abuelo.


Pero hay menos "carnes"...

miércoles, 22 de enero de 2014

Pijama y vestidito de don Ottobre para Doña Mostra

Tengo una carpeta titulada "cosas sin publicar" en la que guardo fotos de las cosas que hago.
Tiene cientos de fotos.
¿Cómo hacen las que terminan de coser/tejer algo para publicarlo inmediatamente???? Mi procrastinación es lamentable.

Este mes de enero y el de febrero voy a tratar de desempolvar estas labores casi fósiles (algunas prendas que le hice a la Mostra ya las está usando Gorogoro jejeje).

Y empezamos con un pijama para invierno que lo hice en el verano pasado. Ahora que estamos a más de 40ºC me da calor de sólo verlo...


La línea en el lado derecho del pantalón es porque simplemente no tenía planeado hacer el pantalón, pero me alcanzaba si hacía un poco de "trampita". El patrón es made in casa, un modelo que vamos modificando en función del largo de gorda.


El patrón de la camiseta fue Villi Viikinki (¡por favor que nombre más hermoso!) de Ottobre 6/2010. La tela la compré en una visita a Madrid con la intención de hacer pañales (sirve para el exterior), pero se quedó sin uso cuando me compré los que subvencionaba mi pueblo.


Y ahora otro modelito de invierno, éste es uno que puede servir de ejemplo para cosas atrasadas, la destinataria original era la primogénita, pero cuando vuelva el frío (es corderoy/pana) estoy segura de que le va a entrar sólo a Gorogoro.

No mirar la tierra en la escalera... nooo, ¡no mirar!
 

Botones que me regaló mi amiguita Carine
 Las telas que usé fueron una rosada remanente del pantalón de la Mostra (seguro que no me hace falta aclarar quién lo usa ahora) que mostré acá y la otra una Japonesa (obviamente por lo bonita) que compré en alguna feria Creativa mientras estaba por Barcelonita de mis amores.


El patrón es Tropical Blend (este nombre no mola tanto) de Ottobre 3/2011. Tuve algunos problemas al tratar de hacer el piping de la cinta al bies con lana, ya que no sé dónde comprar el cordoncillo que va adentro, no sé ni cómo se llama acá en Argentina... ¿Alguien sabe?


Y con esta entrada creo que voy purgando deudas. Todavía me quedó un poco de tela rosada de Corderoy e hice un gorrito para mi sobrinita suiza que ya mostraré, está entre las fotos del final del 2013, así que falta bastante.

Y si por acá pasa alguna mendocina que tenga ganas de organizarse una juntada mensual para hacer labores en el parque o en algún café que deje sus datos, a ver si organizamos algo lindo.

viernes, 3 de enero de 2014

La invasión de las princesas

¡Feliz año nuevo!
No sé como vendrá el 2014, lo cierto es que el 2013 ha sido para mí un redescubrimiento de todos los personajes de Disney. Puedo decir que no soy gran amiga del concepto de "princesas" pero están ahí, rodeándonos por todos lados. Por suerte los argumentos de las películas se han modernizado un poco, pero todo la comercialización sigue siendo abrumadora, sexista y rosada. Excesivamente rosada.
Extraño Imaginarium, tendré que ir a Rosario en donde vi una de esas jugueterías que me encantaban de Barcelona.
Juguetes sin género, algo que hace falta en Argentina.

Una de las tantas cosas que se pueden ver en las tiendas son lo disfraces de princesas, pero viendo lo que le duran a las amiguitas de la Mostra decidí que si iba a tener uno sería hecho por mí.

La gorra de baño es el pelo negro, idea de mi Mostrita.

Y casi tres meses después de tomar esa decisión... lo terminé.


Y ha sido un éxito rotundo. Disfraz de Blancanieves caserito para mi enana hermosa.

Hay patrones originales en inglés, como el que usó La Inglesita en esta entrada (debo decir que son hermosos) pero traté de arreglarme con lo que tenía, en telas y en patrones. Por eso busqué entre mis revistas de Ottobre y encontré un modelo en la de Verano del 2011, específicamente el modelo 26. Usé un talle grande así ellas pueden usar el vestido en invierno arriba de otra ropa.

Primero hice una prueba, que terminó siendo (según la Mostra y Gorogoro) el disfraz de Mérida, la princesa de Brave. Pero lo que ven que sale de su brazo izquierdo es una tira que tiene atada en la trenza porque es el pelo largo de Rapunzel. O sea que es Mérida-Rapunzel. Y si tiene puesto el gorro de baño es Mérida-Rapunzel-Blancanieves... y ni les cuento cuando empieza a agregar más cosas...

La muñequita se la hizo mi no-tan-santa-madre, ya la mostraré...
Entonces el dilema fue cómo transformar ese modelo en ésto.


Y no en esta horrible saturación de brillo y joyas y adornos.


Una de las cosas importantes son las mangas, la mayoría de los disfraces aplica varias lágrimas de tela roja y con eso da por finalizado el problema, o la otra alternativa suele ser coser tiras de tela roja. Traté de hacerlas con los fuelles que realmente tiene el vestido copiando un tutorial de Craftiness is not opcional, antes alargué un poco la manga porque sino me iba a quedar muy arriba, también le saqué el elástico del ruedo y le agregué una tira (el color de la tira tuvo mucho debate con la Mostra, ya que cambia de color en los dibujos entre gris-amarillo-celeste-marrón-blanco-etc). Quedó un biés gris finalmente.


El resultado me gusta pero lamentablemente no me fijé en que la manga original que alteré no estaba diseñada para que su ruedo fuese paralelo al suelo, lo que hubiese sido más lindo. Y quizás un poco más de volumen habría sido mejor.

También le agregué cuello con una tela más dura para que se parase, dejé que se uniera en el centro porque sino me iba a costar que se mantuviese erguido, ya que atrás tiene el cierre y lo tuve que dividir. Me gustaría ver cómo es el original, supongo que será de sacar y poner.



La capa es una de las tantas que hice hace tiempo. Nunca les dediqué una entrada (aunque aparecieron por acá) pero abajo pueden ver una que le regalamos al primito de las gordas.

La Mostra con un año menos... más gordita y hermosa.
Y se ve que le queda cortita la azul que tiene puesta porque es de Gorogoro.


El patrón tiene algunos otros cambios, por ejemplo que achiqué las vistas que en el otro vestido se le salían por el cuello, le bajé la línea de la cintura por delante para que de perfil se viera el ruedo más derecho y le agregué una tirita amarilla en el canesú (otro problema que mi minuciosa hija notó que variaba según los dibujos, amarillo-azul o directamente no existente).


La faldita amarilla también es más voluminosa que la del vestido original para darle un poco más de "giro", no es circular ya que no me alcanzaba la tela, sino de seguro la cortaba así.


Muestro la espalda para ver el cierre (recomiendo mucho los vestidos con cierre, se ponen muy rápido). El color podría haber sido otro pero era lo que tenía y a las 4 de la mañana no podía ir a comprar nada.




El resultado fue excelente, una gorda muy contenta con un vestido que lleva meses de uso muy intensivo y que está perfecto.  Por supuesto esto no quedó ahí. La abuela (mi no-tan-santa-madre) le hizo el de Bella y quedó precioso también. Ya lo verán después que esto ya es muy largo.

Una de las tantas cosas que me gustaron cuando buscaba ideas para realizar el vestido fue la versión más casual que muestran acá, robaré la idea para futuras princesas.

¿Y porqué esta entrada tan larga? Para que haya más disfraces caseros, para que no haga falta comprar tantos juguetes de esos que duran menos de tres usos, para que confluya lo que a ellos les gusta usar con lo que a nosotros nos gusta crear.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...